parallax background

Por más de 12 años ha desarrollado procesos educativos formales certificados por la Secretaria de Educación contribuyendo a la inclusión educativa de ese segmento de población...

El Proyecto Reyes Irene Valenzuela tiene una amplia experiencia de trabajo con niñas adolescentes y mujeres jóvenes trabajadoras domésticas en casas particulares en condiciones de alta vulnerabilidad socioeconómica y con otro grupo que trabaja en el sector informal (venden tortillas, confites, verduras en las calles, comidas en los mercados). Por más de 12 años ha desarrollado procesos educativos formales certificados por la Secretaria de Educación contribuyendo a la inclusión educativa de ese segmento de población. Igualmente ha desarrollado modalidades educativas basadas en la protección integral de la niñez en el marco de la Convención de los Derechos del Niño de la ONU/1989. Realizamos acciones de abogacía y protección contra la explotación laboral de las adolescentes y jóvenes trabajadoras inspiradas en Convenios de OIT, relativas a la erradicación de formas abusivas, nocivas y explotadoras de la niñez, enfatizando en formas análogas a la servidumbre, inherente al trabajo doméstico. Realizamos acciones dirigidas a fortalecer capacidades de resiliencia, auto estima, formación en derechos humanos, formación laboral alternativa a la servidumbre y sus programas hacen un fuerte énfasis en el protagonismo social y la cultura de paz.





Niñas con Necesidades...

Deriva de esta condición que las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes tienen necesidades específicas de educación, mejores ingresos y trabajo digno, apropiarse de un sentimiento de inclusión que fortalezca la integración social, necesidades afectivas y emocionales que les permitan fijarse metas y el logro de sus anhelos y aspiraciones individuales y colectivas. La educación y el trabajo digno, son factores que pueden contribuir a su movilidad social e inserción laboral en condiciones de equidad, que asegure su auto imagen, respeto hacia sí mismas y una valoración social de sus roles y responsabilidades en un contexto democrático, con primacía del interés superior a sus derechos. Las necesidades de participación de las mujeres jóvenes y niñas adolescentes se realizan en forma de organización interna, donde las adolescentes toman decisiones en asuntos que afectan su actividad educativa, social y sus vínculos. El Proyecto trabaja por mantener modelos de participación no manipulada ni simbólica, sino que educa y crea espacios para ser incluidas en las decisiones claves del mismo. El equipo facilitador está consciente que se debe responder a los impactos que la pobreza tiene en tres dominios básicos: las privaciones, la exclusión de mejores oportunidades y a la creciente vulnerabilidad psicosocial.




Las principales características de la población apoyada son:
  • Mujeres adolescentes trabajadoras domésticas cuya edad promedio es 17 años, y por las características laborales quedan excluidas del sistema educativo formal. Reciben salario muy por debajo del mínimo establecido, o son retribuidas a cambio de alimento y alojamiento en el hogar del empleador/a. No reciben servicios de protección social, ni supervisión laboral, no gozan de los beneficios sociales como otras trabajadoras activas en el sector formal.
  • Madres jóvenes desocupadas, jefas de hogar o embarazadas, que residen con parientes o encabezan una familia monoparental con responsabilidades a sus hijos; residen en barrios pobres, violentos y carentes de equipamiento colectivo básico. Enfrentan carencias alimenticias, precaria salud y expuestas a situaciones de inseguridad.
  • Trabajadoras marginales de los sectores informales de la economía con bajo o ningún nivel educativo que sobreviven en tugurios distantes y empobrecidos, con necesidades de reconversión laboral.

Llamenos al +504 2230 8406 o bien escribanos a info@proyectoreyesirene.org